“Corta mis ramas y creceré, corta mis raíces y pereceré”

                                                                    Proverbio escandinavo

 Desde las mitologías más antiguas, pasando por las sociedades más primitivas, hemos sido testigos de pensamientos dualistas (bien-mal, bello-feo, día-noche, yin-yan); cada uno de nosotros es un polo opuesto y necesitamos integración para lograr un balance. Es importante reconocer que tenemos ventajas y desventajas en nuestra condición de inmigrantes latinos, beneficios y maleficios, y para aportar al medio local debemos conocerlos y así enriquecer a todos los involucrados.

En esta oportunidad me referiré a algunas de las ventajas que podemos aportar al medio Americano. Lo primero que salta a la vista de todos es nuestro peculiar estilo de comunicación, espontáneo e indirecto; muchas veces hablamos mucho sin ir la grano y queremos agradar a”Raimundo y todo el mundo”. Ello lejos de ser un maleficio se traduce en una ventaja que nos permite establecer relaciones interpersonales fuertes y leales con mucha facilidad y si es aplicado fuera del círculo de amigos y familiares puede significar una integración comercial y social a través de los “networking groups”. En cuanto al manejo del tiempo, para el latino éste es un evento en el presente, mañana es cualquier día después de hoy, la esencia de cualquier evento es aquí y ahora. Eso lo hace más flexible y creativo. El latino es apasionado, cuando le gusta lo que hace se concentra tanto que a veces se le dificulta terminar: está dando el 100% de sí; no lo interrumpa. Le resulta familiar que le digan: “ Y ese milagro? ¿Que te habías hecho? Estabas desaparecido!”. El latino valora la pertenencia a un grupo donde se siente protegido y ayudado, ello le permite aceptar orientaciones y sugerencias de otros con mucho respeto, incluyendo mentores.

 A continuación algunos tips para sacarle ventaja a su “latinidad” en USA: 1.- Escriba su curriculum (resume) en forma breve 2.- Aprenda a planificar: nunca es tarde 3.- Acepte consejos y orientaciones y úselas para evaluarlas y ajustarlas a sus propios objetivos 4.- Aprenda a decir “NO”, no tiene que complacer para ser querido y aceptado 5.- Participe en reuniones profesionales y comerciales 6.- Aprenda a manejar conflictos: la firmeza no está reñida con la amabilidad 7.- Sea puntual Sin duda alguna toda persona aporta algo de sí al lugar que ocupa. Como latinos somos un importante puente cultural entre USA y América Latina. Lo ideal es reconocer esos rasgos culturales que aportan un ángulo competitivo, afinarlos, prepararnos y controlar aquellos que son desventajosos.

Ruth Aronowicz

Psicologo Clinico- Life Coach

 Geert Hofstede

Imagen: Google images

Anuncios