Paso 1-  Obtenga su licencia de conducir.

Uno de los primeros elementos que Ud. requiere para ser reconocido en el sistema Americano es su licencia de conducir. Qué tan dificil puede ser obtenerla?, se pregunta Ud. Eso era lo que yo pensaba. Ya yo poseía mi licencia de conducir venezolana y todavía poseía mi licencia de California que había expirado hacía mucho tiempo, de cuando yo había hecho mi postgrado en Stanford.

Se veía muy simple: yo necesitaba seis puntos como Prueba de Identidad, debía pasar un examen escrito, asistir a un curso de un día sobre manejo defensivo y debía pasar el examen práctico de manejo….. facilísimo!

 La primera frustración fue conseguir los seis puntos de Prueba de Identidad. De la hoja instructiva  MV44.1 del Departmento De Vehículos Automotores (DMV) había preparado la siguiente documentación:

3 puntos …     Mi pasaporte Venezolano con una visa válida de  persona no-turista.

2 puntos …     Mi tarjeta del Seguro Social (Social Security) que había recibido cuando trabajé en Stanford.

1 punto  …      Un recibo de pago de sueldo emitido por mi empleador Americano.

Por si acaso, y como respaldo, también tenía conmigo:

1 punto  …      Mi tarjeta de empleado

1 punto  …      Un estado de cuenta reciente de mi tarjeta de crédito.

Me dirigí a la oficina del DMV cerca de Herald Square en Manhattan. Estaba llena de gente que como yo esperaba obtener su licencia de conducir. Tuve que esperar en cola por hora y media hasta que por fin, una empleada muy fastidiada revisó mis documentos.  Ella concluyó que yo no tenía los seis puntos requeridos y me pidió que me retire. El problema estaba en que el nombre en mi pasaporte no concordaba con el nombre en los otros documentos.

No pude hacer que la persona que tenía frente a mí entendiera que el pasaporte de mi país de origen incluye el nombre de la persona más el apellido paterno más el apellido materno. Como mis documentos americanos sólo tenían mi nombre y mi apellido paterno, los documentos no eran válidos para la misma persona. No importaba que las fotos y firmas mostraran claramente que yo era la misma persona en ambos grupos de documentos.  En estas circunstancias uno entiende rápidamente el significado de organización burocrática y la determinación y terquedad con la que los burócratas defienden las “leyes y procedimientos”…… era como hablarle a la pared.  Esta persona no tenía la autoridad para tomar una decisión, ni tenía criterios para entender los méritos de mi argumento, ella solamente cumplía con el procedimiento.

Sin bajar mi guardia, pedí hablar con un supervisor.  Me hicieron esperar por otros 45 minutos antes de poder hablar con ella. Recibí la misma respuesta, los dos grupos de documentos no podían ser considerados como pertenecientes a la misma persona; yo tenía que seleccionar el nombre para mi nueva identidad. Pero independientemente de mi selección, tenía que conseguir documentos adicionales para cualquiera de los dos nombres, e iba a tener que volver.

La segunda vez fui a una oficina mucho más pequeña del DMV, en una ciudad pequeña en Putnam County, al norte de la ciudad de Nueva York. Fue una experiencia mucho mejor esta vez, mucho más rápida, los empleados más amables y dispuestos a ayudar; aprobé el examen escrito y se me instruyó que debía tomar el curso sobre manejo defensivo. Este curso fue una gran pérdida de tiempo. Se trató de ver, durante un día entero, películas poco interesantes y anticuadas y aprender sobre agresión en las carreteras. Con mi certificado de haber completado el curso estaba listo para el examen práctico.

El ultimo obstáculo fue conseguir un carro prestado para tomar el examen. No puede ser un carro alquilado. No se puede pedir un carro prestado y manejarlo uno mismo porque no se posee aún una licencia válida. En conclusión, se tiene que conseguir un carro y un amigo con una licencia válida para lo lleve y lo espere mientras Ud. aprueba el examen .

Recuerde siempre usar sus señales de cruce y mover frecuentemente sus ojos de un espejo al otro.

Por fin recibí mi licencia de conducir. Pero sólo es válida por los dos años que dura mi visa de trabajo. Tendré que repetir todo este via crucis cuando reciba mi residencia?

Si hubiera sabido antes lo que sé ahora,

Hubiera mantenido válida mi licencia de conducir de California.

Me hubiera asegurado de que la dirección en mi estado de cuenta de mi tarjeta de crédito fuese una dirección física en vez de un número en la oficina de la banca privada.

Me aseguraría que alguna de las cuentas de los servicios públicos (agua, electricidad o teléfono) estuviera registrada a mi nombre y a una dirección física.

No iría a ninguna oficina del DMV en la ciudad de Nueva York; iría directamente a una oficina más pequeña y menos atestada.

Jacobo Rubinstein

Imágen: Google Images