¿Qué hacer? Las cosas toman su tiempo. En la mayoría de los casos toma nueve meses tener un bebé no importa cuantas mujeres participen, o cuánto te esfuerces para apurar el proceso. Así, que hay que seguir las pautas.  No hay recetas definidas, pero creo que hay algunas cosas que funcionan. No son fáciles de aceptar, pero aquellos que más temprano las aceptan, más rápidamente vuelven a surgir en otro contexto. Algunas ideas, en base de mi experiencia:

  1. Sacude el pasado, “suelta la banana”. Lo que lograste en el pasado es parte de tu legado y siempre será tuyo y de tu familia, no hay necesidad de replicarlo. El pasado es tu experiencia, no permitas que te paralice. El futuro no debe ser una extrapolación del pasado sino meas bien nuevas experiencias que estableces con la nueva gente, nuevas relaciones  y el nuevo país.
  2. Despreocúpate del pensamiento del “qué dirán”, lo único que importa es la transparencia y la comunicación con tu gente allegada, para que sepan por qué haces lo que haces.
  3. Ten foco, lo que necesitas es cuidarte y cuidar a tu familia. El foco aumentará la claridad de lo que quieres lograr y permitirá construir buenas fundaciones.
  4. Estás en modo de construir, paso a paso. El edifico se construye de abajo hacia arriba, no al revés;  ten paciencia y aprende las causas y las consecuencias de lo que haces.
  5. Aprende las reglas del modus vivendi en tu nuevo  espacio, no las pelees sino acéptalas, no puedes cambiar las reglas, no trates de atender las cosas con  lo que conoces de tu viejo y conocido ambiente, no funcionará y solo te frustrarás perdiendo energía y foco. Te dan una boleta…..págala y sigue adelante.
  6. Aprende a ser claro en lo que persigues y ten visión positiva de tu futuro, no será fácil pero esto será tu ancla y línea de oxigeno. Recuerda que tardaron siete años en construir Roma, pero por un descuido, por una pelea tonta, en una sola noche la quemaron.
  7. Construye una nueva red de seguridad, esta es la red de nuevas relaciones. Participa en algunas actividades comunitarias, ábrete a alguna actividad voluntaria, busca relacionarte con algunas asociaciones cercanas a las actividades que quieres desarrollar. Déjate conocer.

No será fácil, pero al seguir estas reglas y aprender otras que te convengan rápidamente, te darás cuanta que eres alguien en tu nuevo ambiente. Recuerda también que alguien es todo aquel que se valora a si mismo, no porque los demás lo aceptan cuando lo necesitan.

Fuerza, ánimo, claridad de foco y trabajo, mucho trabajo! Así construirás tu propia nueva experiencia.

Anuncios