Walter Riso, en su Blog al comenzar un artículo referente a emigrar escribe “El emigrante, al igual que el caracol, lleva su casa a cuestas”.

“El emigrante rescata lo esencial y lo conserva, a pesar del medio que generalmente lo obliga a transmutarse y despersonalizarse”.

Resume las conductas que tiene el inmigrante para adaptarse a sus retos.

Habla de la doble resistencia al cambio: la propia y la ajena, concepto interesante.

Al final señala: “Un país que exija a los extranjeros perder sus costumbres como condición para recibirlos está condenado al aislamiento cultural y al odio”

Artículo muy interesante!

Fuente: Walter Riso