miscomunicationAhora que somos inmigrantes y nos juntamos con individuos de nacionalidades diferentes a la nuestra pero que hablan nuestro
Dialogo de sordosmismo idioma, resulta que el español que traíamos de nuestra casa no es el mismo con el que nos encontramos actualmente y a veces necesitamos un traductor para muchos términos y expresiones. Suena cómico y muchas veces lo es, pero es en ocasiones preocupante porque decimos palabras que pensamos que son inocentes y resultan ofensivas o groseras para nuestros interlocutores.

Vamos a darles varios ejemplos:

-En Colombia a las personas de pelo rubio le dicen  “Monos”. Si a un venezolano le dicen “mono” lo están ofendiendo porque lo están llamando chimpancé (en Venezuela a los rubios se les dice “catires”).

-En Mexico “chulo”  significa lindo, buenmozo, es un término afectivo. La primera vez que un amigo mexicano me dijo “cómo estás chulo?” me ofendí, porque para mí quiere decir  “mantenido, vividor, explotador”.

-Cuando le preguntas a un nicaraguense “dónde dejé las cholas?”  y él me responde “y qué sé yo, acaso soy  tu vigilante”, para él es donde dejé a las muchachas jóvenes y para mí es donde dejé mis sandalias, mis pantuflas, y para otros latinoamericanos es donde dejé mis sesos.

-“Coleto” es, en Venezuela, un trapo para limpiar el piso, en otros lados es una prenda o una chaqueta y en Nicaragua se le llama  “mapo” por eso “pasar el mapo” es “pasar el coleto”.

-Cuando los venezolanos dicen pasapalos los colombianos se asustan y los mexicanos corrigen: son “bocadillos”.

– “Dame la cola” quiere decir en Venezuela dar un aventón, hacer el favor de llevar a alguien a un lugar con el carro, ya se pueden imaginar lo que significa en otros lugares de Latinoamérica!

-“Pepa” significa semilla de fruta en Venezuela, pero en Costa Rica se refiere al órgano reproductor femenino, así que decirle a un tico  “me comí el mango hasta la pepa” lo debe dejar muy sorprendido. En Argentina lo llaman ‘concha”, que en otros lados es la cáscara de las frutas o el envoltorio de las ostras.

Y así, tantos otros ejemplos! Parece una Torre de Babel, pero eso es la transculturización.

Hemos comenzado a elaborar un diccionario de sinónimos, y nos encantaría que nos ayudaran a ampliarlo:

Frijoles = caraotas

Banano = cambur = plátano

Lechoza = papaya

Sandía = patilla

“Chévere” = “padrísimo” = excellente

Maíz = elote

Chamo = joven = mae

Se enfermó del estómago = agarró una vara

Chaqueta = chamarra

Flux = traje (pantalón y chaqueta)

“Ando breteando” = estoy trabajando

Zaperoco = relajo

Por hoy lo dejamos hasta aquí. En nuestra próxima edición publicaremos más ejemplos. Por favor, manden los suyos!

Por cierto unos amigos con quien discutimos el artículo nos recomendaron ver en Youtube un video muy simpático que complementa esta artículo. El link es: que difícil es hablar el español