La vida no se trata de encontrarse a sí mismo. La vida se trata de crearse a sí mismo.

                                                                                                    George Bernard Shaw

cambio de profesion 2En  mis avatares por el mundo, observando  la vida de  los inmigrantes y el camino que han tomado después de dar ese gran paso, me he percatado de un fenómeno que al principio no había notado, pero  que ahora  veo cada vez más: personas jóvenes, amas de casa que no necesitan trabajar para vivir y personas mayores de 50 años, exitosos en su país de origen, que cuando se mudan cambian de profesión. Esta nueva ocupación no necesariamente es tan  lucrativa, pero resulta que ha sido un sueño que estas personas tuvieron siempre y nunca llegaron a realizar, bien sea porque estaban muy metidos en su profesión o empresa, en cumplir sus metas, en criar una familia o buscando algo más.

No me estoy refiriendo en esta oportunidad a aquellos inmigrantes que  necesitan cambiar de profesión porque sus características o las que el mercado de trabajo ofrece lo ameritan,  pues existe la necesidad imperiosa de traer el pan a la casa todos los días. Más bien, en los casos de los que hablo, el trabajo tiene que ver con un sentimiento de realización, de plenitud, de sentirse completo. Un autor desconocido escribió: “Lo único que vives para  lamentar son los riesgos que no tomaste”, y parece que el emigrar te permite hacerlo, te da la oportunidad de arriesgarte. ¿De quién estoy hablando?  De personas que transforman sus hobbies en profesión. Señoras que eran buenas cocineras, y preparaban sus recetas de familia en sus casas y/o tenían exquisito gusto para arreglar sus hogares terminan con empresas de catering, de decoración o de organización de eventos; ejecutivos se transforman en pintores o escultores , cantantes, escritores, creadores de documentales y así, una infinidad de otros ejemplos. Al conversar con ellos se nota una sensación de logro, de éxito, hablan de sus nuevas ocupaciones como si fuesen un hijo o nieto recién nacido, como la culminación de un sueño que pensaron que nunca iban a realizar. No tienen pena ni vergüenza de empezar desde abajo, a pesar de haber estado en posiciones de poder y/o de confort y luchan por ese placer de hacer algo añorado. Viendo estos ejemplos me doy cuenta de lo positivo sin darnos cuenta que puede darnos  una situación forzada sobre nosotros como puede ser la inmigración  porque como ser humano estamos preocupados por lo negativo que son los cambios, sobre todo los que no esperamos

El mensaje que quiero transmitir  aquí es lo que decía aquel autor anónimo: “No lamentándote y soñando puedes tener chance de tener  una vida plena  aunque hayas dejado muchas cosas en el camino”.

 

Anuncios