La migración condiciona cambios importantes en la vida de los migrantes y afecta de diversas maneras su bienestar y salud. En la familia y en la pareja se han descrito efectos negativos como la ruptura familiar, el divorcio y daños en los vínculos entre padres e hijos. Desde 1999, se han incrementaron las casos de divorcio; sin lugar a dudas, uno de los  fenómenos que ha contribuido a incrementar el número de separaciones es la migración (un 30% del incremento en los casos de divorcio se debe a las migraciones). (más…)