Tarjeta de Crédito


Recién llegada a vivir en USA, enfrentaba el grave problema de todos al empezar: NO TENIA CRÉDITO….Recuerdo que era una sensación muy incómoda; ni siquiera podía contratar una servicio de telefonía celular.  Después de haber salido de mi país, donde tenía acceso a la tarjeta de crédito que se me antojara, dorada, platino, black etc. y pare usted de contar, sentirse tan desnudo, y desprotegido,… era una situación muy estresante

Un amable ejecutivo del  banco me ofreció una tarjeta de crédito pre-pago, cuya modalidad es que se deposita un monto acordado y se paga previamente. En  este caso era de $5.000, lo usas hasta agotar el monto y así mismo hacer abonos mensuales para mantenerlo. Esta, me decía el diligente ejecutivo es una de las maneras de empezar a hacer “el crédito”; y se suponía que si manejabas  de manera correcta esta modalidad de tarjeta, muy pronto me seria otorgada la post-pago TAN AÑORADA Y DESEADA. Inmediatamente llene  y firme  las formas, a los pocos días era  la flamante propietaria de una tarjeta de crédito VISA con mi nombres escrito allí. Me emociono mucho y empecé a relajarme, por el solo hecho de tenerla en mi billetera. (más…)

 

 

En Estados Unidos Ud. necesita un carro. Las distancias son enormes, viajar todos los días al trabajo es largo y repetitivo y el transporte público- saliendo de las principales ciudades- no es precisamente bueno.

Comprar un carro en los Estados Unidos es un placer. Comparado a mi país, donde el surtido es limitado y la decisión es simple, aquí hay gran surtido, muchas opciones y cierto margen para negociar precios.

En mi país Ud. compra el carro que está disponible, después de que ha usado todos sus contactos y logra que le asignen un carro.  El color:  aquel que esté disponible; los accesorios: aquellos que están en el carro, ya sea que Ud. los necesite ó no.  Es un cambio refrescante poder escoger la marca, el color, las opciones, y si se tiene el tiempo, casi poder mandar a hacer el carro de acuerdo a sus propias especificaciones.

Pero como siempre, espere lo inesperado. La matemática de comprar un carro funciona de una manera diferente en los Estados Unidos. Permítame darle algunos ejemplos de lo que me refiero. (más…)

  

Yo no esperaba ninguna sorpresa en el frente financiero. Había estado manejando mi dinero en dos grandes bancos nacionales, utilizando todo tipo de instrumentos financieros incluyendo cuentas corrientes, de ahorro, de inversión y tarjetas de crédito.

Entonces, dónde estaba mi historia de crédito? Yo no estaba en el sistema. Y no tenía historia porque las áreas de la Banca Privada eran las que manejaban todo ese dinero. Esta área está completamente separada de las ramas comerciales de los bancos. Yo había estado estableciendo una estupenda historia de crédito para mis bancos, no para mí.

En mi ignorancia e ingenuidad, pensé que sería fácil hacer que mi banquero privado llamara a cualquier gerente de alguna sucursal local y simplemente transferir cierta cantidad  y toda mi historia a esa sucursal. No funcionaba así. Primero yo debía abrir una cuenta en una sucursal local y sólo entonces ambos banqueros podían empezar a trabajar para mí. (más…)